Los precios de la soja estadounidense probablemente caigan 17%  para fines del 2013 ya que las grandes cosechas de Sudamérica y Estados Unidos ayudarían a reabastecer los inventarios globales, un año después de que las sequías afectaran a los granos en ambas regiones, de acuerdo con un sondeo de Reuters entre analistas.

Sin embargo, la demanda desde China y de los procesadores domésticos de soja debería mantener los precios en niveles históricamente altos.

La previsión promedio para el precio de fin de año de los futuros de la soja negociada en el mercado de Chicago entre 13 analistas encuestados por Reuters era de US$11,83 por bushel (US$434,68 la tonelada), una caída de 17% desde los US$14,19 por bushel a fines del 2012 y una baja de 18% desde los valores actuales.

En los últimos 10 años, el precio promedio de la soja referencial del próximo mes en el mercado de Chicago ha sido de US$9,62 por bushel.

Las estimaciones en el sondeo oscilaban desde US$9,50 hasta US$13,50. La menor cifra fue ofrecida por Dale Durchholz, un analista de mercados de AgriVisor en Bloomington, Illinois.

El analista citó los ciclos históricos de precios de dos y tres años, que según dijo, apuntan a que la soja caería a un mínimo a fines de 2013 e inicios de 2014. También mencionó expectativas de un repunte de la producción global de la oleaginosa.

"Los cultivos de Sudamérica al final van a estar bien. Se requiere una cosecha decente de Sudamérica y una cosecha decente de Estados Unidos para llegar al área (de precios) de la que estoy hablando", dijo Durchholz.

Incluso la previsión más alta en la encuesta, la cifra de US$13,50 de Goldman Sachs, marcaría un declive de 6 por ciento desde el cierre del viernes de la soja en Chicago a US$14,41por bushel.

"Nuestra previsión a 12 meses sigue siendo de US$13,50 por bushel, con el riesgo sesgado a la baja", dijo Goldman en un informe del 11 de enero a sus clientes.

En ese reporte, agregó que "las condiciones promedio del clima en Estados Unidos en 2013 también traerían una respuesta grande del suministro estadounidense y harían bajar los precios con fuerza en (el segundo semestre de) 2013".

El precio de la soja en el mercado de Chicago se ha desplomado un 20% desde que escaló al récord histórico de US$17,9475 por bushel en septiembre del 2012.

El máximo se registró cuando la peor sequía en la región central de Estados Unidos en medio siglo amenazaba con impactar en la producción del país, pocos meses después de que otra sequía afectara a los rendimientos de los granos sudamericanos.

Pero la producción de soja brasileña, donde la cosecha del 2013 ya ha comenzado, apunta a registrar una recuperación muy grande, lo que está presionando a la baja a los valores de la soja en Chicago.