Londres. Los precios del petróleo subían este viernes por sobre los US$102 luego de conocerse que el Producto Interno Bruto (PIB) de China del segundo trimestre estuvo en línea con lo esperado, lo que impulsaba al complejo de las materias primas.

La economía de China creció un 7,6% en el segundo trimestre, su ritmo de expansión más bajo desde el primer trimestre del 2009, confirmando las expectativas de una trayectoria descendente que deja al crecimiento anual encaminado a su cifra más baja desde 1999.

A las 14:17 GMT, el contrato en Nueva York subía 67 centavos, a US$86,75 por barril.

El petróleo Brent avanzaba US$1,03 a US$102,09, habiendo llegado a marcar US$102,58.

A pesar del alivio que trajeron los datos de la economía china, su tasa de expansión sigue siendo la más baja desde el 2009 por efecto de desaceleración de dos de sus principales mercados: Estados Unidos y la Unión Europea. Esa circunstancia lleva a los analistas a esperar que China adopte medidas de estímulo.

La demanda implícita de crudo de China en junio bajó un 0,4% interanual, en su tercera contracción mensual consecutiva por una merma del procesamiento en las refinerías.

Los analistas consultados también señalaron que la presión de Estados Unidos sobre la capacidad de Irán de exportar petróleo está sobrevolando el mercado. Washington identifica las principales firmas de tanqueros de Irán y los señala como entidades controladas por el gobierno.

"Repartieron mas o menos a todo el mundo un mapa que explica como los iraníes están tratando de confundir al mercado", dijo el analista de estrategia de materias primas de SEB Commodity Research, Filip Petersson.

"Ahora es más difícil para los iraníes esconder el origen del crudo", añadió.