Nueva York. El petróleo subía este martes luego de que Irán amenazó con interrumpir los envíos marítimos de crudo a través del estratégico Estrecho de Ormuz en el Golfo Pérsico.

Teherán advirtió que si se imponen sanciones a sus exportaciones petroleras cortará el flujo a través del canal en el que se transporta combustible desde Arabia Saudita, Emiratos Arabes Unidos, Kuwait, Irak y el propio Irán.

El crudo Brent subía 93 centavos, a US$108,89 por barril a las (1629 GMT).

El petróleo estadounidense avanzaba US$1,19, a US$100,88 por barril.

No es la primera vez que Irán amenaza con cerrar el Estrecho en medio de la disputa por su programa nuclear y los líderes europeos no han hecho llamados explícitos a un embargo de crudo iraní.

Los precios del petróleo avanzaban, pero no fuertemente. El mayor exportador mundial de crudo, Arabia Saudita, dijo que estaba listo para reemplazar al combustible iraní si se aplican nuevas sanciones que interrumpan las exportaciones petroleras de Irán a Europa.

La amenaza de Irán se sumó a otras preocupaciones por el suministro de Oriente Medio, como la violencia en Irak y la fuerte caída en la producción petrolera de Siria debido a las sanciones internacionales que se le han impuesto durante varios meses de violentas protestas contra el gobierno y una fuerte represión.

El avance en los precios del petróleo era limitado por las preocupaciones sobre la crisis de deuda de la zona euro y sus consecuencias en la demanda de crudo.