Nueva York/Kuala Lumpur. El cobre cerró en baja en los mercados de Asia y Estados Unidos este martes en medio de escasas operaciones de fin de año, dado que las actividades en Londres se mantuvieron cerradas por Navidad.

El contrato de cobre más negociado en el mercado de futuros de Estados Unidos, la posición de marzo, cerró con baja de 6,05 centavos, o 1,7%, a US$3,4090 por libra en Nueva York.

Las operaciones fueron reducidas, así como los volúmenes negociados.

En Asia, el contrato de cobre más negociado en el mercado de futuros de Shanghái, la posición de marzo, cerró con baja de 60 yuanes o de 0,1%, a 55.140 yuanes (US$8.724) por tonelada.

La Bolsa de Metales de Londres (LME) se mantuvo cerrada por un feriado local.

En la sesión del viernes, el cobre para entrega a tres meses cerró con alza de US$110, a US$7.650 por tonelada.

La mayoría de las materias primas subieron el martes.

El cobre operó débil pese a que se conocieron sólidos datos de confianza del consumidor en Estados Unidos en diciembre, lo que impulsó aún más la perspectivas para la recuperación de la mayor economía del mundo.

Las noticias de que el sindicato de la mina Grasberg de Freeport en Indonesia, la segunda mayor explotación mundial de cobre, había suspendido el retorno a las labores luego de una huelga de tres meses no tuvo mucho impacto en los precios.

"Supongo que los débiles precios de los metales tienen más que ver con la actividad de contabilidad que podría alentar más ventas que compras", dijo.

Los precios del cobre cerrarían el año con pérdidas de casi 20% o más y la mayor parte del descenso ocurrió en el tercer trimestre por las preocupaciones sobre la crisis de deuda de la zona euro.