El cobre caía este martes a su menor nivel desde mediados de marzo debido a una desaceleración de la actividad manufacturera en las grandes economías y a un crecimiento de los inventarios del metal.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cayó a un mínimo de US$9.200 la tonelada desde los US$9.320 al cierre del jueves, antes de un fin de semana prolongado que terminó el lunes. El martes se negociaba a US$9.208, a las 09:50 GMT.

"El (índice) PMI de China fue un poco más débil cuando normalmente se esperaría que muestre algo de fortaleza estacional", dijo el analista Gayle Berry, de Barclays Capital.

El crecimiento de las manufacturas en China se desaceleró en abril, mostró el domingo un sondeo, lo que sugiere que los esfuerzos de ajuste monetario del gobierno han pesado más de lo esperado sobre la segunda mayor economía del mundo y el principal consumidor de cobre.

El mercado también estará observando la economía de Estados Unidos, luego de que se conociera en la víspera que el sector manufacturero en Estados Unidos siguió creciendo en abril, pero a un ritmo más lento, y antes de la difusión de datos sobre el empleo esta semana.

El estaño caía a US$31.850 desde los US$32.050 de la sesión anterior.

El zinc retrocedía a US$2.226 desde los US$2.247 del cierre del jueves.

El plomo avanzaba a US$2.492 desde los US$2.491 del cierre previo.

El aluminio bajaba a US$2.742 desde los US$2.767 de la última sesión.

El níquel caía a US$26.550 desde los US$26.850 del jueves.