Londres. El cobre caía este martes debido a las preocupaciones acerca de la demanda luego de que China, el mayor consumidor de metales, incrementó las tasas de interés y de que los últimos datos de existencias reflejaron un alza de reservas en Asia.

Además, los precios fuertes del petróleo alimentaban los temores de que la inflación pudiera obstaculizar el crecimiento global.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) se negociaba a US$9.285 la tonelada a las 10:22 GMT desde un cierre de US$9.330 este lunes.

El banco central de China subió las tasas de interés por segunda vez en el año, en un intento por enfriar las persistentes presiones sobre los precios .

"Eso mantendrá la presión sobre el cobre", dijo un analista de VTB Capital, Andrey Kryuchenkov, sobre el aumento de la tasa de interés. No obstante, agregó que el mercado ya estaba listo para ese movimiento.

Con respecto a los inventarios de cobre en los depósitos de la LME, los datos reflejaron un aumento de 4.425 toneladas a 442.325 toneladas, nivel récord desde inicios de julio del 2010.

El aluminio se negociaba a US$2.624 desde el valor final de este lunes a US$2.632.

El zinc estaba en US$2.410,25 desde US$2.417 el lunes.

El plomo se cotizaba a US$2.733,50 contra US$2.752 la tonelada.

El estaño se negociaba a US$31.250 frente a US$31.625 y el níquel a US$25.105 contra US$25.500.