El cobre subía el lunes, apuntalado por expectativas de una recuperación de la economía japonesa, una reducción de los inventarios del metal y un retroceso del dólar, aunque los inversores seguían cautos tras las bruscas oscilaciones del mercado durante la semana pasada.

* El cobre para entrega e'n tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) se negociaba a US$8.895 por tonelada a las 1416 GMT, desde el cierre del viernes a US$8.865.

* La semana pasada, el cobre registró su primera caída semanal consecutiva desde inicios de junio por temores sobre la economía global y las perspectivas del crecimiento en China, que explica casi el 40% de la demanda total de cobre, estimada este año en unas 119 millones de toneladas.

* El metal se negocia con una baja de más de un 7% en lo que va del año, tras perder casi un 10% en lo que va del mes.

* "El cobre está siguiendo las ganancias de los mercados globales de acciones, donde la confianza ha mejorado levemente", dijo Andrey Kryuchenkov, analista de VTB Capital.

* Los mercados de acciones escalaron tras datos que mostraron que la economía de Japón se contrajo menos de lo esperado entre abril y junio tras el terremoto y tsunami de marzo. Japón representa un 5% de la demanda mundial de cobre.

* No obstante, una medición sobre la actividad manufacturera en el estado de Nueva York se contrajo por tercer mes seguido en agosto, mostró el lunes un informe de la Reserva Federal de Nueva York.

* La debilidad del dólar también impulsaba los precios, con la moneda estadounidense cayendo cerca de un 1% contra una cesta de monedas.

* El estaño subía a US$24.648 por tonelada, desde US$24.650 el viernes.

* El zinc trepaba a US$2.183, frente a US$2.177 el viernes.

* El plomo saltaba a US$2.381, contra US$2.380.

* El aluminio caía a US$2.384, desde US$2.400.

* El níquel subía a US$21.470, comparado con US$21.400 el viernes.