Los precios del cobre subían este miércoles, impulsados por la fortaleza de las acciones chinas y expectativas de que el Gobierno de China, el mayor consumidor mundial de metales industriales, actuará para apuntalar el crecimiento y la confianza con mayores medidas de estimulo.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres subía a US$5.333 la tonelada a las 0958 GMT desde US$5.300 al cierre del martes.

El metal usado en las industrias de energía y construcción tocó un mínimo de seis años de US$5.164 el lunes, cuando las acciones chinas cayeron un 8%.

Las acciones chinas se recuperaron en más de 3% el miércoles, en momentos en que los últimos esfuerzos de Pekín por apuntalar los valores restauraron cierto grado de estabilidad.

"China está enfrentando dificultades, pero no se está derrumbando. La ola vendedora en el mercado de acciones tendrá un efecto negativo en la economía en el tercer trimestre", dijo Leon Westgate, analista de ICBC Standard Bank.

"La economía china va a necesitar una mano de ayuda para alcanzar las metas de crecimiento. El cobre probablemente está ahora en un valor razonable", agregó.

Pekín tiene por objetivo alcanzar un crecimiento del 7% este año.

Analistas citaron los ajustados suministros como una razón para ser optimistas en torno a las perspectivas para los precios del cobre.

También estiman que interrupciones y bajas leyes del mineral ya han restado casi 320.000 toneladas en suministros. Las expectativas apuntan a una caída en los suministros de otras 180.000 toneladas.

El miércoles, Antofagasta recortó su pronóstico de producción anual de cobre de 695.000 a 665.000 toneladas, citando retrasos en su mina Antucoya.

En el corto plazo, la atención en los mercados de metales industriales, junto con la de otros mercados, estará en la reunión que sostendrán miembros de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Un comunicado de la Fed previsto para el miércoles podría ofrecer pistas sobre el momento de un alza en las tasas de interés, que debería ayudar al dólar. La fortaleza del dólar encarece el valor de las materias primas para los tenedores de otras unidades.

Entre otros metales, el aluminio se negociaba en 1.664 dólares, desde 1.655 dólares el martes, el zinc se transaba en 1.983 dólares, frente a 1.980 dólares y el plomo operaba en 1.738 dólares, desde 1.722 dólares.

En tanto, el estaño se negociaba sin cambios en 16.150 dólares y el níquel operaba en 11.275 dólares, desde 11.325 dólares