Londres. Los precios del cobre subían este viernes, tras caer más de un 2% en la última sesión, ante un retroceso del dólar, aunque los inversores seguían cautos por el efecto en la demanda de un posible ajuste monetario en China.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres CMCU3 subía a 9.425 dólares la tonelada a las 10:51 GMT, aunque aún se encontraba lejos del récord de 9.781 dólares del miércoles.

Un dato de crecimiento económico más alto a lo esperado y la inflación en China podrían provocar que el gigante asiático tenga que endurecer su política monetaria más de lo que se había previsto.

"Esto daría como resultado el fortalecimiento de la moneda y los mercados de metales podrían asustarse por eso", dijo Nic Brown, de Natixis.

China representa el 40% de la demanda mundial de metales y si esa economía se desacelera su demanda por metales se afectaría, dijo el analista, aunque observó que "los fundamentos para el cobre son buenos. Habrá estrechez de suministros hasta al menos el 2013, cuando se pongan en marcha grandes proyectos mineros".

El metal, usado en electricidad y construcción, recibía impulso además de la debilidad del dólar. El euro subía a sus máximos en dos meses frente a la divisa estadounidense el viernes por una mejora en la confianza en la zona euro.

La debilidad de la moneda estadounidense hace que las materias primas denominadas en dólares sean más baratas para los tenedores de otras divisas.
El plomo CMPB3 bajaba a US$2.469,5 la tonelada desde US$2.437 del cierre anterior.

El estaño CMSN3 alcanzó un precio récord de US$27.720 en la sesión, y luego operaba a US$27.549 la tonelada contra US$26.950 del cierre de la sesión previa.

El níquel CMNI3 estaba a 26.080 dólares la tonelada contra 25.750 dólares del jueves.
El aluminio CMAL3 cotizaba a 2.417 dólares desde 2.408 dólares de la sesión anterior.

El zinc CMZN3 estaba a 2.353,50 dólares la tonelada contra 2.330 del último precio del jueves.