Londres. El cobre lograba avanzar este jueves, apoyado por las esperanzas de los inversores de que los últimos datos económicos lleven a los gobiernos a tomar nuevas medidas para apuntalar el crecimiento económico global y con ello la demanda por el metal, aunque el fortalecimiento del dólar limitaba el avance.

El mercado apuesta a nuevos estímulos económicos en China luego que el primer ministro Wen Jiabao dijo que el país, el principal consumidor mundial de cobre refinado, seguía enfrentando dificultades a pesar de la moderación de la inflación.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subía un 0,2% a US$7.397 por tonelada a las 10:39 GMT, compensando las pérdidas de la sesión anterior.

Un crecimiento aletargado en Estados Unidos en el segundo trimestre, socavado por la crisis de la zona euro, también elevó la esperanza de que la Reserva Federal estadounidense tome medidas de alivio cuantitativo (QE, por su sigla en inglés).

El cobre perdió alrededor de 27% frente a un máximo sin precedentes en febrero de US$10.190 la tonelada y se mantiene acotado en cotizaciones de entre US$7.300 y US$7.600 desde el 20 de julio.