El barril de crudo de la OPEP cerró la semana pasada al alza, al venderse el viernes a US$43,69, un 1,5% más que la jornada anterior, informó en Viena el grupo petrolero.

Tras desplomarse más del 60% desde los cerca de US$110/barril que alcanzó en junio pasado, el valor del "oro negro" de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se sitúa ahora en niveles no vistos desde hace casi seis años.

No obstante, tras tocar un mínimo anual de US$41,5 el pasado día 13, su precio ha recuperado levemente algo del terreno perdido y desde el 15 de enero se ha mantenido por encima de los US$43.

Así, la cotización media semanal de este barril, compuesto por una canasta de doce tipos de crudo -uno, el más vendido, por cada país miembro de la OPEP- se situó en US$43,38, 0,73 dólares más que el promedio de la semana anterior.

Esta subida es la primera que registra el valor semanal al menos desde finales de octubre de 2014.