Londres. Los futuros del crudo Brent subían este martes, tras una fuerte caída inicial y a pesar de una advertencia de la Agencia Internacional de Energía de que los altos precios podrían erosionar la demanda.

A las 10:03 GMT, los futuros del petróleo Brent subían US$1,19, a US$125,17 por barril.

Los futuros de crudo estadounidense para mayo subían 53 centavos a US$109,39 por barril.

Las crecientes preocupaciones en que los altos precios afecten la demanda fueron cristalizadas en una nueva advertencia de la AIE, que dijo que los precios podrían autorregularse a través de una desaceleración de la economía global.

Sin embargo, los precios del crudo Brent seguían firmes y encontraban un piso técnico en los US$122 por barril.

"El reporte no es tan malo como se esperaba en el sentido de que si bien hablaron de una potencial destrucción de la demanda no cambiaron sus números", dijo Olivier Jakob, analista de Petromatrix.

Los analistas también dijeron que una lectura plana de la producción de Arabia Saudita generó dudas sobre la capacidad ociosa del país, lo que apuntalaba los precios del crudo.

La advertencia de la AIE se produjo un día después de que Goldman Sachs, un banco reconocido como optimista sobre los precios de las materias primas, recomendó a sus inversionistas tomar ganancias, ante la posibilidad de una retracción de los valores.