Según el monitoreo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en el 2011 el precio más alto del año por quintal fue de Q522 (US$65), mientras que para diciembre último ya bajó a Q421 (US$52,49) el saco de cien libras.

El frijol de primera se cotiza a Q5 (US$O,62) la libra para el consumidor final, y a Q4.5 el de segunda.

Los precios del frijol negro empezaron a subir hace cuatro años y aunque tienen leves variaciones no volvieron a bajar a los niveles del 2007, según el informe anual de la FAO.

El precio más alto del 2007 fue de Q397 (US$49,5) por quintal, registrado en septiembre del año pasado.

En junio del 2008 pasó la barrera de los Q400 (US$49,8) y alcanzó los Q419 (US$52,2) por quintal, mientras que el récord histórico fue en noviembre de ese año, con Q528 (US$65,8).

En el 2009 el precio más alto fue de Q483, y el más bajo, de Q389. En el 2010 se registraron costos de entre Q458 y Q424.

Las causas. El técnico de la FAO, Gustavo García, indicó que uno de los problemas que originan las alzas son los fenómenos climáticos, primero con las sequías o inviernos cortos, y en otros años con precipitaciones copiosas que afectan el grano, en inundaciones y la humedad.

Además, recordó que en la región de oriente, que produce el 60% de la producción nacional de grano comercial, unos cuatro millones de quintales, la producción ha disminuido porque muchas familias dejaron de cultivarlo, debido a los cambios del clima.

“Algunas familias que antes sembraban frijol, ahora rentan sus tierras para otros cultivos”, agregó.

En la región norte del país se empezó a reducir la superficie dedicada a esa siembra en el 2007, debido al impacto de enfermedades por la humedad. En el sur solo se siembra el 5% de la producción nacional, y en el occidente el problema es que los ciclos, debido al clima, son más largos.

La encargada de Ventas y Mercadeo de la Asociación de Desarrollo Granero de Oriente (Adego), Jésica Menéndez, dijo que con apoyo tecnológico a los asociados se ha aumentado la producción por temporadas, y ahora el rendimiento es de entre 20 y 25 quintales por manzana, cuando antes era de entre 10 y 12.

Pero por la lluvia del año pasado el rendimiento cayó a entre 6 y 10 quintales por manzana, agregó.

Respecto a los precios, añadió que en años anteriores la alta producción en diciembre y enero bajaba los costos, pero ahora ese fenómeno no ocurrirá.