Londres. El oro ascendía este viernes pero aún se encaminaba a acumular una cuarta semana consecutiva de caídas, debido a una demanda irregular de los consumidores y a la evidencia de disminución del apetito de los inversores por el metal en momentos en que crece la confianza en el panorama económico de Estados Unidos.

* Las acciones globales estaban presionadas el viernes, tras tocar el máximo en ocho meses previamente esta semana, por el resurgimiento de las preocupaciones sobre la salud de las economías de China y la zona euro y por el retorno de la atención a la carga de la deuda de España e Italia.

* Este mes el precio del lingote ha caído casi 3%, pues un cambio en la percepción de los inversores acerca de la economía estadounidense hizo que los refugios seguros como el oro o los bonos del Tesoro de Estados Unidos fueran menos atractivos comparado con las acciones y las divisas de renta alta.

* También se sintió la presión de la baja del precio del oro sobre las inversiones en los fondos que están respaldados por el metal físico y se cotizan en los mercados, resultando el viernes en la mayor reducción diaria de las tenencias en tres meses.

* El oro al contado ganaba un 0,3% a US$1.649,76 la onza a las 1105 GMT, pero seguía dirigiéndose a un declive de 0,6% en la semana, que sería la cuarta pérdida semanal consecutiva.

* "La fortaleza de la economía de Estados Unidos es negativa para el oro, desde la perspectiva del dólar y de los flujos de cartera para los inversores estadounidenses", dijo Nic Brown, jefe de análisis de materias primas de Natixis.

* La plata ascendía el 0,5% a US$31,71 la onza.

* El platino ganaba 0,4% a US$1.619,49.

* El paladio aumentaba 1,0% en el día a US$655,22.