Londres. El oro se estabilizaba el martes después de tocar máximos históricos por encima de US$1.570 la onza el día previo tras la muerte del líder de la red Al Qaeda, Osama bin Laden.

La plata se recuperaba de su mayor caída en un día en 29 meses.

El oro restó importancia a los efectos potencialmente negativos de un dólar un poco más fuerte, que subía 0,2% contra un cesta de monedas principales.

El oro al contado estaba a US$1.543,89 la onza a las 09:55 GMT, tras tocar un récord de US$1.575,79 la onza este lunes.

Los futuros de oro en la división de metales COMEX perdían 0,8% a US$1.544 la onza.

"Con la divergencia de la política monetaria en Estados Unidos y la zona euro, en particular, espero que el dólar se debilite más en el mediano plazo", dijo el analista Peter Fertig de Quantitative Commodity Research.

La muerte del líder de Al Qaeda aceleró la caída del oro al contado a US$1.540,39 desde un máximo histórico de US$1.575,79 el lunes, aunque Fertig dijo que el impacto del asesinato de bin Laden sería limitado.

La plata subía 1,9% a US$44,71 la onza.

El platino bajaba 0,2% a US$1.851,24 la onza.

El paladio avanzaba 0,2%, a 770,72.