El oro subía este viernes, pero seguía apuntando a su mayor caída semanal en un mes, pues la creciente incertidumbre sobre la capacidad de los líderes europeos para presentar una solución completa a la crisis de la deuda mantenía al precio cerca de mínimos en 15 días.

* El desacuerdo entre Alemania y Francia, los mayores contribuyentes al mecanismo de rescate de la zona euro, sobre cómo estructurar el fondo para contener efectivamente la propagación de la crisis llevó a los inversionistas a asignar una menor probabilidad de que se llegue a una solución pronto.

* Las crecientes advertencias de las calificadoras acerca del impacto en la solvencia no sólo de miembros vulnerables de la zona euro como España, Italia y Portugal, sino también de otros como Francia, han reforzado la voluntad entre los inversores de tener activos no relacionados con el euro, afectando al valor de la moneda.

* El oro se comporta cada vez más como una materia prima vinculada con el riesgo y su correlación con las acciones europeas alcanzó su máximo en seis meses. Pero, aún así, ha visto una fuerte demanda de los consumidores asiáticos, lo que impulsó sus primas a un récord desde el inicio del año.

* El viernes, el oro al contado subía un 0,3% a US$1.622,70 a las 0950 GMT, aunque apuntaba a una pérdida de un 3,5% en la semana.

* La plata ganaba un 0,7% diario a US$30,71 la onza.

* El paladio ascendía más de un 2% a US$596,22.

* El platino operaba estable a US$1.491,0 la onza.