Londres. El oro subía este miércoles a su nivel en casi dos semanas luego de que los bancos de las grandes economías desarrolladas del mundo que adoptarán medidas coordinadas para evitar una de liquidez en el sistema financiero global.

La caída del dólar también daba apoyo al metal precioso. El oro al contado subía un 1,8%, a
US$1.746,59 por onza a las 14:03 GMT, luego de alcanzar los US$1.746,80, su precio más alto desde el 17 de noviembre.

La Reserva Federal estadounidense, el Banco Central
Europeo y los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón y Suiza dijeron en una declaración conjunta que habían acordado bajar el costo de las líneas de swaps en dólares existentes en 50 puntos básicos a contar del 5 de diciembre, así como otras medidas.

El oro había revertido pérdidas más temprano luego de que el banco central de China redujo el ratio de requerimientos de reservas para sus bancos el miércoles, por primera vez en casi tres años, para aliviar la escasez de crédito y elevar la actividad en la segunda economía mundial.

Las acciones y el euro subían y el dólar caía fuertemente. Un dólar más barato hace que el oro sea menos caro para tenedores de otras divisas.

Datos también mostraron que en noviembre subió el empleo en el sector privado estadounidense, alimentando el apetito de riesgo del mercado.

"En las últimas semanas el oro se ha estado  comportando como un activo de riesgo", dijo Daniel Briesemann, analista de Commerzbank.

"Hemos visto ese fenómeno desde la última gran caída del precio del oro en septiembre; ha habido una muy fuerte correlación entre las acciones y el oro", agregó.

El paladio subía más de un 5% a un máximo de US$622,50, y luego cotizaba a US$612,47 a las 13:54 GMT.

La plata ganaba un 1,03% a US$32,22. El platino avanzaba un 0,9% a US$1.545,24.