Nueva York. El petróleo cayó más de 1% el miércoles, luego de que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, expresara preocupación por la economía y tras un inesperado aumento en los inventarios de crudo la semana pasada.

Los precios del barril retrocedieron desde máximos de tres semanas y media que alcanzaron más temprano en la sesión, por datos que mostraron que las existencias de crudo en Estados Unidos subieron por crecientes importaciones y pese al aumento en la utilización de las refinerías.

El crudo para entrega en septiembre en Estados Unidos perdió US$1,02 o 1,31%, para cerrar a US$76,56 por barril, tras operar entre US$76,20 y US$78,57. El petróleo Brent en Londres bajó 85 centavos, a US$75,37 por barril. Las existencias de crudo subieron 360.000 barriles en la semana al 16 de julio.