Londres. El petróleo Brent oscilaba el jueves en torno a los US$123 por barril, con una baja muy leve y respaldado por una caída de las existencias de gasolina en Estados Unidos y el continuo conflicto en Libia.

* Esos factores contrarrestaban las preocupaciones de que los altos precios reduzcan la demanda del recurso natural.

* El mismo día que el gigante de las materias primas Glencore reveló planes para lo que podría ser la mayor apertura en bolsa en la historia del mercado de Londres, el crudo Brent para mayo cedía 9 centavos a US$122,79 por barril a las 1028 GMT y el crudo estadounidense caía 15 centavos a US$106,96.

* Las existencias de gasolina de Estados Unidos se redujeron en 7 millones de barriles la semana pasada, al menor nivel desde octubre, ya que las refinerías redujeron el ritmo de procesamiento y se desprendieron de inventarios de combustible de grado para invierno, mostraron los datos de la Administración de Información de Energía del país.

* La disminución, bastante mayor de lo previsto, fue alcista para el crudo y contribuyó a respaldar los precios en una semana dominada por los comentarios de que el alto valor del petróleo podría afectar a la demanda y frenar la incipiente recuperación económica global.

* Los analistas de Barclays Capital dijeron en un informe que era muy pronto para sugerir la existencia notable de señales de destrucción de la demanda de crudo y que el umbral para una reacción sustancial de los precios impulsada por la demanda era más alto que en el 2008.

* "Persisten los riesgos a la baja para la demanda de petróleo derivados de factores externos y de los precios altos del crudo en sí mismos, pero de igual forma, la lucha en Oriente Medio podría empeorar, planteando nuevos cortes del suministro", dijo un analista de Barclays Capital, Amrita Sen.

* "Los datos fundamentales de la demanda han mostrado pocos indicios de fatiga y, por lo tanto, en nuestra opinión, es muy pronto para considerarlo en los riesgos como el factor determinante en las próximas semanas", agregó.