El petróleo retrocedía este jueves a medida que los inversores se enfocaban en unos datos económicos decepcionantes, pero la debilidad del dólar y la creciente violencia en Oriente Medio ayudaban a limitar las pérdidas.

* El crudo subió considerablemente el miércoles debido a que los operadores por un momento se centraron en una imprevista baja de las existencias de destilados estadounidenses.

* Sin embargo, las cifras de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos también mostraron un aumento de los inventarios domésticos de crudo, contrarrestando las previsiones de un descenso y subrayando el panorama pesimista para la demanda.

* "Cuando uno mira los datos de ayer, parecen bastante bajistas, las existencias de crudo están en niveles altos récord, la demanda parece muy floja y otros datos económicos como los pedidos de bienes duraderos también estuvieron flojos", dijo Christophe Barret, analista de petróleo de Credit Agricole Corporate and Investment.

* A las 10:00 GMT, los futuros del crudo Brent para julio LCOc1 caían 60 centavos a US$114,33 por barril.

* Los futuros del petróleo estadounidense CLc1 descendían 45 centavos a US$100,87.

* Mientras, algunos factores geopolíticos daban respaldo al mercado, ya que los temores a una propagación de las turbulencias en Oriente Medio se reactivaron ante los indicios de guerra civil en Yemen, donde decenas de personas murieron en enfrentamientos armados en las últimas horas.