El petróleo subía este miércoles por encima del nivel de US$121, revirtiendo parte de la caída profunda de las jornadas anteriores, en momentos en que los ministros de Relaciones Exteriores se reunían para conversar sobre el futuro de Libia.

* Aparte, el mercado esperaba nuevos datos de existencias de crudo de Estados Unidos para ver si hay señales de que la demanda efectivamente se reduce.

* Las modestas alzas del miércoles tenían lugar después de una ola de ventas de dos días impulsada por los comentarios de representantes de países consumidores, que dijeron que los altos precios ya habían comenzado a deprimir la demanda.

* Aparte, el banco de inversión Goldman Sachs dijo que el repunte que llevó al Brent al récord en dos años y medio arriba de US$127 este lunes 11 de abril parecía exagerado.

* El crudo Brent para mayo LCOc1 ascendía 33 centavos a US$121,25 por barril a las 08:51 GMT tras llegar al récord de la sesión de US$122,19. El crudo estadounidense para mayo CLc1 caía 2 centavos a US$106,23.

* La caída de 5,8% que registró el contrato estadounidense desde el viernes 8 al cierre de este martes fue la mayor baja porcentual de dos días desde mayo del 2010.

* Operadores y analistas trataban de interpretar una serie de factores, y el tono del mercado era cauto.

* "Hubo muchos factores negativos para el petróleo en las últimas 48 horas", dijo Ben Le Brun, un analista de CMC Markets en Sidney.

* "Probablemente no sea algo malo dado que la inflación es lo que más se menciona en el mercado", agregó.

* Reportes de la Agencia Internacional de Energía y la Administración de Información de Energía de Estados Unidos dijeron este martes 12 de abril que los altos precios del crudo comenzaban a frenar el ritmo del crecimiento económico y a erosionar la demanda de combustible.