Nueva York. Los contratos a futuro del petróleo se negociaban con leves alzas el lunes luego del fuerte avance del viernes impulsado por el ascenso en Wall Street.

Los precios del crudo cerraron la semana pasada en su mayor nivel desde el 13 de septiembre, a medida que visiones más positivas sobre la economía global aumentan la esperanza de una creciente demanda de petróleo. Sin embargo, después del alza de la semana pasada, los operadores parecen contentos de esperar por cifras de crecimiento económico, venta de autos y manufactura, así como también el reporte semanal de inventarios de crudo que se darán a conocer esta semana.

Los futuros del crudo permanecen estancados en un estrecho rango de negociación entre US$70 a US$80 por barril, debido a preocupaciones sobre un exceso de oferta frente a la proyección de que una mejora en la economía aumente la demanda.

Los inventarios comerciales en Estados Unidos de crudo y derivados se mantuvieron en torno a máximos de 27 años y pocos estiman que disminuyan en el corto plazo.

El contrato a octubre de la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, ascendió 0,34 centavos a US$1,9505 el galón, mientras que el combustible de calefacción a octubre bajó 0,21 centavos a US$2,1285 por galón.