Buenos Aires. En América Latina, el precio del combustible continúa seguirá siendo el mayor desafío de las líneas aéreas regionales, según el 70% de los ejecutivos y analistas de la industria mundial de turismo y viajes consultados para la nueva encuesta de Sabre Airline Solutions.

Una preocupación en línea con lo que opinan los ejecutivos en Norteamérica, Europa, Oriente Medio y África (EMEA) y Asia-Pacífico (APAC), quienes también consideran que la gestión para la compra y el abastecimiento de combustible es la principal preocupación de estas compañías, debido a la inestabilidad del precio del combustible.

La encuesta arrojó también las siguientes conclusiones:

*Desafíos con impacto negativo en los ingresos de líneas aéreas en América Latina:

1).- Precio del combustible (70% de encuestados).

2).- Regulaciones gubernamentales (30% de encuestados).

*Desafíos con impacto positivo en los ingresos de líneas aéreas en América Latina:

1).- Ingresos/Rendimiento (50% de encuestados).

2).- Planificación de redes (50% de encuestados).

3).- Competencia, alianza y consolidación (40% de encuestados).

Globalmente, y en relación a la encuesta de 2009, el número de líneas aéreas que ven la fidelización y retención de clientes como desafío importante, registró una notable baja. Esto contrasta con últimas encuestas a usuarios realizadas por diversas organizaciones que revelan el aumento de quejas por una pobre atención a clientes de parte de las líneas aéreas.

La  presente encuesta fue realizada a tomadores de decisión e influenciadores en materia de Tecnología de la Información (TI) en 77 de los 200 principales carriers de variados modelos de negocio y operaciones, incluyendo redes globales, aerolíneas de bajo costo, regionales y domésticas. Estos resultados recogen las opiniones de ejecutivos, directivos, gerentes y analistas en la industria aerocomercial.

Asimismo, la encuesta bianual de Sabre Airline Solutions arrojó que las regulaciones de gobiernos en materia de seguridad aeroportuaria, tasas por derechos de emisión de carbono y otros impuestos, impactarán negativamente los ingresos de líneas aéreas en los próximos 18 meses.

Un importante número de aerolíneas alrededor del mundo ya ha expresado su rechazo a la reciente medida sobre derecho de emisión de carbono (ETS) implementada por la Unión Europea, que requiere a toda línea aérea con operaciones en el espacio aéreo europeo el pago de cuotas por dicha emisión.

Adicionalmente, nuevos impuestos en la industria amenazan con aumentar considerablemente el costo de los viajes aéreos, reduciendo su demanda en el presente contexto de inestabilidad económica. Esta es la primera vez que las Regulaciones Gubernamentales han sido destacadas entre los tres principales retos con efectos negativos en los ingresos de las aerolíneas.

965