Londres. Los precios de las casas cayeron inesperadamente en septiembre en Gran Bretaña, según cifras divulgadas este jueves por el prestamista hipotecario Halifax, ya que la debilidad de la economía ha afectado a la demanda.

Los precios de las viviendas británicas cayeron un 0,4% en septiembre, tras una baja del 0,5% en agosto, lo que deja los valores del tercer trimestre del 2012 un 1,2% más bajos que los del 2011.

Los economistas esperaban que los precios de las casas se mantuvieran estables en septiembre, para registrar una baja del 0,9% en el año.

"El clima económico, en general débil, sigue siendo un problema significativo en la demanda de viviendas", dijo el economista de Halifax Martin Ellis.

"Sin embargo, el nivel relativamente bajo de los pagos hipotecarios en relación con los ingresos sigue prestando apoyo a los precios de las viviendas. Esperamos que los precios de las casas estén prácticamente sin cambios durante el resto de este año y en el 2013", agregó.

Halifax es parte de Lloyds Banking Group, uno de los mayores grupos británicos bancarios.