Londres. El crudo repuntaba este viernes, luego de que los precios cayeron en la víspera a mínimos de un mes, dado que la atención del mercado volvió al temor a un déficit de suministro a partir de noviembre, cuando entran en vigencia las sanciones de Estados Unidos contra Irán.

A las 1219 GMT, el Brent ganaba 12 centavos a US$78,30 el barril. El referencial perdió un 2% este jueves tras su avance del día previo a US$80,13, máximo desde el 22 de mayo.

Los futuros del West Texas Intermediate (WTI) sumaban 31 centavos a US$68,9 el barril. En la víspera, el crudo en Estados Unidos tuvo un declive de 2,5%.

El Brent cerraría la semana con un incremento de 2%, mientras que el WTI anotaría una subida de 1,7%.

El avance en los precios era limitado luego de que el secretario de Energía de Estados Unidos, Rick Perry, declaró que se debía reconocer a Arabia Saudita, a otros miembros de la OPEP y a Rusia por evitar que se dispararan los precios globales del crudo.

"Creemos que el mercado petrolero tendrá otro salto que llevará al Brent por sobre los US$80 el barril", afirmó Harry Tchilinguirian, estratega de BNP Paribas, durante el Reuters Global Oil Forum. "El plazo de noviembre para llevar las importaciones (de crudo iraní) a cero se acerca rápidamente".

Estados Unidos se retiró de un pacto con otras potencias para una reducción del programa nuclear de Irán. Washington reimpuso algunas sanciones financieras contra Teherán en agosto y las medidas contra el sector petrolero iraní entran en vigencia el 4 de noviembre.