Los precios del petróleo subían este miércoles porque la creciente violencia en Oriente Medio renovó los temores por la oferta de crudo en la región.

Después de que protestas en Bahréin causaron la muerte de al menos cuatro personas según fuentes de un hospital, se produjeron violentos enfrentamientos en Yemén y Siria.

Irán se sumó a las tensiones cuando la televisión estatal citó al presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, al referir que el levantamiento de la mayoría chií en Bahréin era injustificable.

Arabia Saudita no está contenta con lo que sucede en Bahréin (...) la situación es potencialmente desestabilizadora para los sauditas", dijo David Morrison, estratega de GFT.

El crudo Brent para abril subía US$1,61 a US$110,13 por barril a las 13:20 GMT.

Los futuros del petróleo de Estados Unidos ganaban US$1,17, a US$98,35 por barril.

Con la intervención de Arabia Saudita en Bahréin se teme que las protestas de los bahreiníes puedan inspirar a la minoría chiíta saudita.

Bahréin se ubica a menos de 100 kilómetros del centro de la industria petrolera saudita, cerca a la zona de Dhahran, que incluye a los mayores yacimientos, terminales e instalaciones de procesamiento de crudo del mundo.

Los precios del petróleo se beneficiarían de un esperado incremento de la demanda japonesa de gasoil y fueloil para la generación de energía, que busca reemplazar parte de la capacidad pérdida de energía nuclear tras un devastador terremoto y tsunami que azotaron al país asiático el viernes.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron 91.000 barriles en la semana pasada, por debajo de lo esperado, dijo el martes el grupo de la industria, Instituto Americano del Petróleo (API). Los analistas esperaban un alza de 1,3 millones, según un sondeo de Reuters.

La Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) divulgará en la jornada su reporte semanal de existencias petroleras.