Chicago. Los precios estadounidenses del maíz caerían fuertemente para fines del 2012, en un 15%, a sus niveles más bajos en tres años, según mostró un sondeo entre 12 analistas.

Este instrumento señaló que los consumidores de todo el mundo podrían hallar algo de alivio frente a los valores elevados de los alimentos.

Esta sería la mayor disminución interanual en términos porcentuales en nueve años y llegaría tras un auge de los precios de los futuros del maíz en la Bolsa de Chicago, con un máximo histórico de US$7,9975 por bushel (US$314,85 por tonelada) en junio del 2011.

Un promedio de las estimaciones de los analistas manifestó un precio del maíz al contado al fin de este año en US$5,47 por bushel, 15% por debajo del precio al final del 2011 de US$6,47.

Las estimaciones variaron mucho, de un mínimo de US$4 por bushel, que sería el precio de cierre anual más bajo en siete años, a lo que sería un récord histórico de US$8,12.

Pero once de los 12 analistas previeron que los precios al final del 2012 serían más bajos que en el año anterior.

El otro analista estimó que el precio treparía a US$8,12 por bushel por sus expectativas de una cosecha débil y una fuerte demanda.

Las existencias de maíz en Estados Unidos, el principal productor y exportador del cereal forrajero, están en su punto más bajo en 16 años debido a una recolección decepcionante el año pasado y a la demanda del sector de etanol.