Por primera vez, el presidente del directorio de CMPC, Luis Felipe Gazitúa, recibió a representantes de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios para abordar eventuales compensaciones de la firma, a raíz del perjuicio generado por la colusión de la compañía con SCA -ex PISA- durante 11 años en el mercado del papel.

Tras el encuentro, que es parte de la mediación colectiva, en paralelo a la demanda colectiva interpuesta; el presidente de Conadecus, Hernán Calderón, manifestó su “preocupación” por un posible retraso en el acuerdo compesatorio.

A través de la economista Andrea Alvarado, la Conadecus cifró entre US$475 y US$525 millones el posible perjuicio derivado de la colusión, sin embargo, es la única estimación presentada en el caso a la fecha.

El presidente del directorio de CMPC, Luis Felipe Gazitúa, reiteró la disposición de la empresa “con el esclarecimiento de las conductas investigadas” y con una “oportuna reparación de los consumidores que se vieron afectados”.

A juicio del director de Odecus, Stefan Larenas, es “dificil” que se concrete un acuerdo compensatorio antes del segundo semestre.

La mesa compuesta por la Conadecus, Odecus, CMPC y el Sernac se divide en tres subsectores que -hasta junio- analizarán tres aristas del caso: la estimación del daño, el universo de afectados y los mecanismos de compensación. Precisamente, los integrantes que estudian dichos mecanismos se reunirán este viernes a las 15:30 en el Sernac.

En la arista judicial del caso, este miércoles, por tercera vez en la semana, representantes de CMPC, SCA, y de la Fiscalía Nacional Económica llegaron hasta el Tribunal de la Libre Competencia para una nueva audiencia de exhibición de documentos. Se espera que este viernes se retomen las audiencias con testigos del caso, en dependencias del Tribunal.