Tegucigalpa. La Asociación Nacional de Minería Metálica de Honduras (Anamimh) ve con preocupación el consecuente descenso en la producción minera en el país, según lo expresado por Miguel Villeda, presidente de esta organización.

De acuerdo con el Banco Central de Honduras (BCH), el rubro de canteras disminuyó en 9,6% hasta agosto del presente año, según informa El Heraldo.

De igual manera la actividad de minería metálica no ferrosa mostró una caída de 4,1%, que responde a la disminución en la extracción de oro (-6,9%), en vista de que las lluvias inundaron el interior de los yacimientos en las minas; lo que no ha sido contrarrestado por los incrementos en la extracción de plata (13,6%), plomo (41,1%) y zinc (10,6%), los cuales obedecen a altos precios internacionales, explotación de recientes depósitos e incorporación de nuevos equipos para realizar las labores de extracción y exploración.

Yuri Sabas, presidente de la comisión de minería del Congreso Nacional, comentó que "lo que tenemos en Honduras es una minería sin regulación, una minería sin un marco jurídico, una minería que está favoreciendo solo a las mineras, no está favoreciendo al país, entonces tenemos que crearle un marco jurídico para que el pueblo hondureño salga favorecido".