Desde hace dos meses, las empresas básicas están emprendiendo un reinicio de actividades productivas, luego de la paralización que sufrieran debido a la situación que presentó el embalse del Guri.

Por ello, las empresas del aluminio están presentando un plan estratégico hasta el 2020, para recuperar su capacidad productiva.

Venalum alcanzó el mes de septiembre las 11.004,6 toneladas netas de aluminio primario producido. La reductora no superaba la cifra mensual de 11.000 toneladas de aluminio desde el mes de diciembre del año 2012.

“La consecución de este importante objetivo, tras tres años y nueve meses de haber sido alcanzado por última ocasión, evidencia que las acciones llevadas a cabo en la factoría están encaminadas en la dirección correcta para alcanzar las metas planteadas a futuro”, señaló el presidente de la estatal, Luis Augusto Jiménez.

Exhortó a los trabajadores a seguir contribuyendo con la productividad de la reductora.

La empresa estatal se encuentra operativa con 285 celdas de 905, lo que significa 31,5% de su capacidad instalada.

Bauxilum y su productividad. La extractora de bauxita finalizó el mes de septiembre con 28.547 toneladas de alúmina, lo que representa la segunda mayor producción de 2016.

Leslie Turmero, presidenta de Bauxilum, subrayó a El Mundo, Economía y Negocios que en los últimos dos meses empezaron con un plan para mejorar los niveles productivos en la empresa, “con el fin de sustituir importaciones”.

Este año alcanzaron las 221.000 toneladas de alúmina, que es transferida hacia las empresas reductoras Venalum y Alcasa. “Esperamos finalizar en 302.000 toneladas de alúmina en 2016”, agregó Turmero.

En 2015, Bauxilum produjo 548.000 toneladas en total, lo que representaría una reducción de 55%. La propuesta de la nueva gerencia de la empresa es involucrar a los trabajadores de la planta en la recuperación de equipos en Taller Central, para abaratar costos en divisas y potenciar la operatividad de la planta, así como recuperar el calcinador 1 del área 45, que se encuentra en 70% de ejecución.

Se espera que en cuatro años pueda sobrepasar la producción de 1,5 millones de toneladas de alúmina, y su capacidad instalada es 2 millones de toneladas.

A juicio del secretario general de Sintralcasa, Henry Arias, la capacidad productiva en la reductora mejoraría para finales del año, “cuando pasaríamos de 48 celdas operativas a 65 o 70”.

Señaló que Venalum está ayudando técnicamente a la empresa hermana para reactivar la línea 4, que comprendería el encendido de 108 celdas electrolíticas.

“Para que el proyecto de instalación tenga éxito, contamos con una inversión de 150 millones de dólares”, explicó el líder sindical.

En estos momentos, Alcasa tiene una capacidad instalada de 12%, y si concretan el proyecto de la línea 4 pasarían a 54,4%.

Además, los trabajadores instalaron el laminador más grande de Venezuela, según Arias.

Para esta semana, se espera que el ministro de Industrias Básicas, Juan Arias, visite Puerto Ordaz para el relanzamiento de los planes estratégicos y productivos de las empresas del aluminio.