Santiago. Con el objetivo de potenciar la Imagen de Chile en Estados Unidos, principal mercado de las exportaciones del vino chileno y, de paso, fomentar la visita de wine travelers a ese país, Wines of Chile, presentó “The Wines of Chile Experience”, programa estratégico que busca posicionar a la nación sudaméricana como destino privilegiado para el turismo enológico.

Este proyecto, liderado por Wines of Chile en conjunto con Puro Chile en Nueva York, tendrá una duración de 24 meses. La iniciativa es co-financiada por el Comité de Marcas Sectoriales de Corfo y cuenta con el apoyo de Turismo Chile.

Mayor valoración de marca país. Junto con posicionar a Chile como wine destination, se espera que permita elevar la valoración de la marca “Chile” en Estados Unidos, repercutiendo en un incremento de la competitividad de los productos y servicios “made in Chile”, como también en la atracción de inversiones al contribuir a un mejor posicionamiento de la Imagen País.

Mientras Chile recibió 300 mil visitantes, Argentina y Nueva Zelanda, durante el mismo período, recibieron visitas a viñas y bodegas del orden de los 600 mil y 500 mil turistas, respectivamente.

Contará con una inversión total cercana a los US$ 1,6 millón, destinada a marcar presencia a través de la publicidad, eventos, showroom permanente en Nueva York, visitas de prensa especializada, capacitación, marketing viral mediante redes sociales y estudios de impacto.

El lanzamiento de “The Wines of Chile Experience”, primera campaña de su estilo, se realizó este viernes en un encuentro en la Sofofa y contó con las presentaciones de René Merino, presidente de Vinos de Chile; Juan Somavía, gerente de Wines of Chile; Patricia Noda, directora ejecutiva del Comité de Marcas Sectoriales y Ernest Paicopolos, representante de Opinion Dynamics, que entregó los resultados de una encuesta a viajeros frecuentes del noreste de Estados Unidos sobre sus hábitos, preferencias de viaje y conociento de nuestro país.

Diagnóstico inicial. En un diagnóstico inicial sobre el potencial de este programa para Estados Unidos, se identificó que Chile posee un muy bajo conocimiento como destino, pero tiene una alta valoración en atributos escenciales para el viajero norteamericano, destacando su seguridad, su amplia diversidad geográfica, y productos como vinos y frutas de excelente calidad.

Sin embargo, tiene una presencia comunicacional menos agresiva respecto a otros países de la competencia. En ese sentido, la campaña representa una oportunidad y una iniciativa innovadora para cautivar a un turista que en 2009, según cifras de Sernatur, superó las 180 mil visitas a nuestro país, con aportes de US $226 millones.

El turismo del vino en cifras. Según cifras del último estudio sobre enoturismo en Chile (TurisVino, 2007) proporcionadas por Wines of Chile, de los 2.250.000 visitantes extranjeros que llegaron a Chile en 2006, cerca de 300 mil fueron catalogados como “viajeros enoturísticos”.

La cifra representaba en ese momento un auspicioso incremento del 23,8% respecto al año anterior que, sin embargo, se encuentra muy por debajo de otros países.

Omitiendo potencias como Estados Unidos y Francia, que en 2006 recibieron a 27,5 y 7,5 millones de enoturistas cada una, nuestro país está detrás incluso entre los países del Nuevo Mundo. Tal es el caso de Argentina y Nueva Zelanda, que durante el mismo período recibieron visitas a viñas y bodegas del orden de las 600 mil y 500 mil turistas respectivamente.

Otro aspecto relevante que debió ser considerado en la estrategia comunicacional es el impacto por el terremoto de febrero pasado.

Según estimaciones de Wines of Chile, un 17% de la oferta enoturística nacional continúa con algún nivel de daño en sus instalaciones, por lo que durante la primera etapa del plan estratégico se pondrá mayor énfasis en los valles de las zonas centro y norte del país.