Buenos Aires. La Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA), la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrí­cola (AACREA) y Profertil relanzaron un software destinado a facilitar a los productores el proceso de toma de decisiones sobre el manejo de los principales componentes en el cultivo de trigo en Argentina.

Gabriel Tinghitella, miembro de AACREA y de la cátedra de Cereales de la FAUBA, y coordinador del proyecto Triguero, sostuvo que "si bien el programa no es nuevo, se incorporaron nuevos datos y opciones para los productores, lo que hace que sea una herramienta muy buena".

Gracias al éxito de este software, existen otros programas en desarrollo para maíz y se está avanzando un modelo para la soja.

Según el experto, "la herramienta predice el rendimiento del cultivo en cada zona geográfica a partir de los suelos, las estadísticas climatológicas y una base de estudios a campo que aportó AACREA a partir de sus distintas regionales".

El desarrollo de esta aplicación comenzó a partir de convenios celebrados entre AACREA, Profertil y FAUBA entre 2001 y 2012, con el objetivo de mejorar el manejo del trigo.

Tinghitella contó que el proyecto surgió en el inicio de la década cuando los productores trigueros comenzaron a incorporar tecnología con poca certidumbre y necesitaban tener un mayor conocimiento del impacto de esta en los resultados.

En la actualidad, hay cerca de mil productores trigueros que son asesorados por este programa, tanto en forma directa como indirecta, además de distintas facultades de Ciencias Agronómicas. De hecho, el éxito de esta aplicación motivo desarrollos para otros cultivos.

En la actualidad hay programas en desarrollo para maíz y se está avanzando un modelo para la soja, pero según explicaron desde AACREA, la idea es abandonar el formato de cultivo único e ir hacia uno que incluya la rotación.

El financiamiento del programa corrió a cuenta de Profertil, mientras que AACREA prestó la logística de los trabajos a campo y la FAUBA puso los profesionales.

Pablo Pussetto, gerente comercial de Profertil, consideró que "el desarrollo de la aplicación fue muy bueno para el productor, que incorporó los distintos avances en fertilización con un grado de certeza mucho mayor que antes".

"Este tipo de aplicaciones son muy importantes y ya están siendo utilizadas en otros lugares del mundo", explicó.