Quito. Marcela A., de 26 años, está a pocas horas de recibir a su hijo. El médico programó el parto para este lunes 2 de junio en la clínica del Bosque, en la capital de Ecuador.

Ella comenta que el pensar en el alumbramiento la llena de felicidad, pero, a su vez, de preocupación. Teme perder la única oportunidad de que el especialista extraiga las células madre del cordón umbilical de su bebé.

Su inquietud comenzó el viernes de la semana anterior al leer un anuncio del Ministerio de Salud Pública (MSP) en el que, por medio del Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células (Indot), suspendió la autorización de funcionamiento de los bancos de células madre del cordón umbilical porque estos no habrían cumplido criterios técnicos para su acreditación.

Sofía Noboa, gerente de Cordón de Vida, expresa que el servicio que da esta empresa es de recolección, extrae las células del cordón umbilical; luego se transporta a los laboratorios donde se evalúa la cantidad de células madre, se prepara un informe y se almacenan para preservarlas hasta su uso.

Marcela A. comenta que contrató ese servicio anual, en febrero pasado con la empresa Biocells, en Quito. El costo inicial fue de $ 800. Estos servicios fluctúan entre los $ 600 a $ 1.600 (varía dependiendo de convenios o aseguradora que ofrece el servicio), según una asesora comercial que prefirió omitir su identidad.

“Ya había cancelado. Y en esta semana me llamaron y me dijeron que sí se puede seguir recolectando las células madre, pero aún no veo un respaldo del Ministerio”, expresa.

Ella al igual que otros usuarios, utilizaron la cuenta de Facebook de la empresa para exigir una explicación.

Cecilia S. indica que estaba a punto de contratar el servicio de preservación de células, pero desistió ante el resultado de las acreditaciones dadas a conocer por la entidad sanitaria pública.