Buenos Aires. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, quiere pedir un préstamo por cerca de US$7.600 millones el próximo año para financiar una serie de ambiciosos proyectos de infraestructura, ya que busca ganarse el afecto y el apoyo de los votantes antes de las elecciones generales de octubre.

La administración de Fernández está buscando fondos para 13 proyectos que van desde rehabilitar las ferrovías del país hasta lo que podría terminar siendo la torre de telecomunicaciones más alta de Sudamérica, según un decreto publicado el miércoles en el diario oficial.

El sector ferroviario encabeza la lista, con US$2.180 millones para comprar equipos navales y ferroviarios a China y US$615 millones para financiar proyectos relacionados con los ferrocarriles.

Durante una visita a Beijing en julio, Fernández comprometió préstamos de bancos chinos por US$9.500 millones. Al mismo tiempo, la presidenta dijo que Argentina recibiría créditos a 19 años con una tasa de interés equivalente a la tasa Libor más 600 puntos base.

En el sector energético, el gobierno quiere pedir US$1.220 millones para construir cuatro proyectos hidroeléctricos en el sur del país, entre otros.

Otros proyectos incluyen los sectores de aguas y residuos, aviación, telecomunicaciones.