Brasilia. La presidente de Petrobras, Maria das Graças Foster, reiteró este miércoles que la compañía podría aumentar los precios del combustible si el costo del petróleo presiona en las finanzas de la empresa.

"No puedo decir que no voy a subir el combustible, porque no tengo cuentas que pagar", dijo la ejecutivo en una audiencia pública ante la Comisión de Minas y Energía de la Cámara de Representantes.

Según ella, Petrobras debe pagar dividendos a los inversores, los sueldos de los empleados, y mantiene un intenso programa de inversión.

Anteriormente, la Gracia ha señalado ya el aumento del combustible depende de la dinámica de los precios internacionales del petróleo. Petrobras trabaja actualmente con un costo de US$119 por barril, como existen previsiones del mercado con el precio de hasta US$130 por barril.

Fugas. Foster también dijo que las preocupaciones ambientales de la petrolera está aumentando. Dijo que si no había disciplina en esta cuestión, la empresa ya no podía operar. "Es una cuestión de supervivencia", definió.

El ejecutivo explicó que antes los pequeños derrames de petróleo no eran contabilizados, ahora empezarán a ser monitoreados, sin importar la cantidad. "Los volúmenes pequeños el año pasado no eran percibidos, que sí. Esto es importante porque después de una pequeña fuga puede venir una grande", agregó.

Según Gracia, un programa de mejoras y la eficiencia se está aplicando. "En cualquier derrame, es una pinta, el tipo que se filtró tiene que levantar el teléfono y me llaman", dijo la presidente, agregamdo que "y en las reuniones de la junta, las explicaciones se tienen que presentar".

Sobre el éxito de la exploración, la presidente señaló que la tasa alcanzada por la compañía alcanzó el 59% en 2011, mientras que los indicadores del 38% se consideran muy buenas en el mundo. En las áreas pre-sal, el indicador de aceite alcanza al 94%.

"Lo que nos hace un país competitivo y atractivo a la inversión en el sector es el éxito de la exploración de Petrobras. Esto nos enorgullece y nos hace mucha confianza en nuestra capacidad para explorar", dijo.

Gracia recordó a los legisladores que las inversiones de la compañía para 2012 se prevé que sea US$88 mil millones, la mayor jamás realizada por Petrobras en un año.

Acerca de la caída en las ganancias en el 2011, la ejecutiva sostuvo que varios factores tales como el tipo de cambio, aumento de los precios internacionales del petróleo y la necesidad de importar combustible, afectaron los resultados de la compañía.

El año pasado, las ganancias del petróleo era de US$30 millones, por debajo de los US$33 mil millones en 2010.

"Claramente, una empresa que invierte tanto todas las misiones al año para obtener mejores resultados para los inversores. Pero no podemos analizar una única empresa por su último resultado", agregó.

Durante la presentación, los datos de Grace también mostró la evolución de la empresa y el sector de exploración y refinación en el Brasil en las últimas dos décadas. A partir de 1990, por ejemplo, las reservas del país crecieron 164%, mientras que la producción diaria promedio se incrementó un 213%.