La Paz. El mandatario Evo Morales y el director electo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Graziano da Silva, se reunieron ayer para dialogar sobre la política de precios en los alimentos e intercambiaron posiciones sobre la crisis alimentaria.

Así lo informó la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, quien señaló que en la conversación sostenida se abordó el tema de la crisis alimentaria y cómo se lo afronta en Bolivia.

"Fue un intercambio general de ideas sobre la crisis alimentaria y cómo se aborda este problema en Bolivia y en otras naciones la política de precios", dijo, según ABI.

El representante de la FAO indicó el miércoles que en el país no hay inseguridad alimentaria, sino que los alimentos registran precios altos que hacen que los bolivianos no puedan acceder a ellos por los bajos ingresos que poseen.

La reunión que sostuvo Morales con Da Silva se desarrolló en Palacio de gobierno, donde asistieron las ministras Teresa Morales y de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo.

Por su parte, Achacollo dijo que en el encuentro se explicó los planes que serán desarrollados en el país con el apoyo de la FAO como la fiebre aftosa.

La FAO destinó más de US$750.000 en Bolivia para avanzar en el proceso de control y la erradicación de la fiebre aftosa, se informó en un comunicado oficial.