Bogotá. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció hoy que mañana revelará si habrán cortes o racionamientos de energía, luego de que se presentó una fuerte sequía a finales del año pasado y principios de este generada por el Fenómeno del Niño y que obligó al gobierno a iniciar campañas para reducir los consumos para evitar un apagón.

"Ayer ahorramos 6,36 por ciento, por encima del nivel objetivo. Muchas felicitaciones a los colombianos, porque hemos venido acumulando ahorro todos estos días. Antes de ayer estaban por encima de la meta y ese es un buen resultado", señaló el mandatario.

Santos dijo que hace un mes los empresas del sector eléctrico recomendaron al gobierno hacer un racionamiento, pero se prefirió aumentar las campañas para ahorrar energía en empresas estatales, privadas y en los hogares de los ciudadanos.

"Y como lo hemos prometido, mañana, después de cuatro semanas, tomaremos la decisión definitiva: si hacemos los cortes, si hay necesidad de algún racionamiento, o si por el contrario no tenemos la necesidad de tomar esas medidas y de darles la buena noticia a los colombianos de que desaparece ese fantasma del racionamiento", aseveró.

Recientemente, Santos pidió acelerar reparación de hidroeléctrica de Guatapé, averiada por un incendio y que obligó al gobierno a comprarle energía eléctrica a Ecuador para poder evitar un apagón.

Según el Ministerio de Minas y Energía, dicha hidroeléctrica genera el 7 por ciento de la energía que se genera en Colombia. "Un incendio causado por un corto circuito en los cables del túnel, que ocasionó averías en los equipos y dejó por fuera de operación al complejo hidroeléctrico, con lo cual se afecta la generación de energía eléctrica en el país".

La hidroeléctrica estaría nuevamente en funcionamiento en mayo próximo, pero en un 25 por ciento de su capacidad.

Desde febrero, Ecuador está vendiendo energía a Colombia luego del daño generado en la hidroeléctrica de Guatapé.

El gobierno del presidente Santos ha realizado campañas pedagógicas para que los ciudadanos ahorren agua y energía eléctrica.