“De ninguna manera hay una evaluación negativa de la situación financiera de la compañía. Si uno mira objetivamente la situación de deuda no es crítica”. La réplica, hecha por Oscar Landerretche, el presidente de la multinacional más grande del mundo en la producción de cobre, sentó posición frente a los rumores de que la organización estaba pasando por unos de sus peores momentos en materia económica.

"Lo que es cierto es que en los años que viene Codelco enfrenta una cantidad de desafíos enormes, con una gran inversión, y esos desafíos implican financiación", agregó a la cadena radial ADN.

Dinero que garantizará la continuidad de sus operaciones, de ahí que definió un plan de inversiones en el mediano plazo que implica unos US$5.000 millones anuales. Pero todo se complica si se tiene en cuenta que en el 2014 la compañía sólo ha recibido un aporte directo del Estado por U$200 millones, obligándola a hacer emisiones de bonos en el mercado internacional para conseguir capital.

A la par, el mercado mismo le ha exigido a la empresa reducir sus gastos. Por eso Landerretche recalcó una y otra vez a la cadena radial que “Codelco está entre las compañías mineras que logró empezar a reducir los costos”.