El presidente, Juan Manuel Santos, calificó la minería ilegal como “un cáncer que debemos extirpar” y que representa daños no solo para este sector económico sino para el ambiente.

“Esta práctica criminal no sólo ha generado presiones y extorsiones para los mineros que trabajan en la legalidad, sino que también ha significado daños nefastos para nuestro medio ambiente”, aseguró el mandatario.

Además manifestó que detrás de esa actividad ilegal, están las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y las bandas criminales, que han encontrado en este negocio una alternativa para financiar sus actividades, como consecuencia de los golpes permanentes a sus estructuras narcotraficantes.

“Es por eso que hemos convertido a la minería ilegal en un ‘objetivo de alto valor’ y la Policía Nacional tiene la orden perentoria de combatirla con todas las herramientas a su alcance”, dijo.

Por esta razón, reportó el presidente, las autoridades han registrado varias capturas durante los últimos meses.

“Los resultados están a la vista: el año pasado realizamos casi 1.300 capturas por el delito de explotación ilícita de yacimientos mineros. Tan solo este año —y hasta la semana pasada— hemos capturado a otros 295, es decir, 40 más que en el mismo período del año pasado”, expresó en el comunicado de prensa.

“En todo 2011 incautamos 160 retroexcavadoras y apenas en las primeras semanas de este año ya llevamos 184, además de 169 minas intervenidas y 33 cerradas”, manifestó.

“Ahí hay una lucha frontal contra la minería ilegal —que hasta ahora de veras comienza— y pueden estar seguros de que en este frente también estamos cumpliendo”, enfatizó.

En ascenso. El presidente aseguró este jueves que en esa materia minera, el país va en ascenso y a buena velocidad.

“Porque nadie puede negar que estamos en pleno ascenso minero y que vamos a buena velocidad”, expresó el mandatario, al tiempo que recordó que Colombia es un actor importante en el contexto internacional.

“Somos el mayor productor de carbón en América Latina y a nivel mundial somos el décimo productor y el sexto exportador”, señaló Santos en un comunicado de la Casa de Nariño.

En 2011, Colombia alcanzó la cifra récord en producción al llegar a casi 86 millones de toneladas de carbón, lo que representa 15% más que en 2010.

Para este año el país aspira llegar a los 97 millones y al final del cuatrienio se espera que sean 115 millones de toneladas de carbón.

A las cifras anteriores, se suma que la producción de oro también aumentó en más del 4%, llegando a casi 56 toneladas el año pasado, y se calcula que serán 72 toneladas de producción para 2014.

“Y tenemos un gran potencial por explotar, pues apenas conocemos la geología del 51% de nuestro territorio, si bien esperamos llegar al 63% este año y al 80% en 2014”, agregó Santos Calderón.

Licencias ambientales. El mandatario resaltó que su gobierno ha sido consecuente con las promesas, al recordar se está ejecutando un plan de choque para solucionar el atasco en materia de licencias ambientales.

“Pues bien, tal como lo anuncié, reforzamos la planta de personal de la hoy llamada Autoridad Nacional de Licencias Ambientales y pasamos de 16 a 73 funcionarios en las áreas misionales y aumentamos el número de grupos técnicos –de 21 a 53–“, anotó.

El gobierno también alcanzó muy buenos resultados con otro Plan de Choque para evacuar procesos represados por consulta previa.

“Lo que hicimos fue destrabar los dos cuellos de botella que estaban entorpeciendo esos procesos: la expedición de las certificaciones sobre presencia étnica y las propias consultas”, puntualizó en el informe de prensa.

En tanto expresó que antes, certificar la presencia de comunidades étnicas tardaba unos 6 meses; actualmente el promedio es de 15 días, cuando no se requiere verificación en terreno, y de 45 días si se necesita.

Finalmente, agradeció el aporte que el sector minero hace al país y señaló que tan sólo el año pasado, el sector pagó más de 900 mil millones de pesos (US$503 millones) en impuesto de renta, y generó regalías por 1,6 billones de pesos, un 30% más que en 2010.

“La minería emplea de manera directa a más de 200 mil colombianos y de forma indirecta a otros 670 mil –teniendo en cuenta que son empleos de calidad y que a menudo es la única alternativa de trabajo en las zonas de explotación–. Eso sin contar las inversiones que hacen en materia de responsabilidad social y ambiental, además de la construcción de infraestructura pública como vías, puentes o redes eléctricas”, concluyó.