Los Cabos, Baja California. Excélsior.com.mx. Con la producción anual de 60 mil unidades de camiones y tractocamiones que tiene la marca Daimler Trucks, en sus plantas ubicadas en Saltillo, Coahuila, y en Tianguistenco, Estado de México, en las cuales se fabrican vehículos Freightliner, el país se ha convertido en un mercado importante para la empresa.

En conferencia de prensa, Stefan Kürschner, presidente y director general de Daimler Trucks México, comentó que “el país es un mercado con gran potencial de crecimiento; es clave en la región, en el que hemos mantenido una presencia importante por más de cuatro décadas y en el que continuamos invirtiendo para ofrecer los mejores productos a nuestros clientes”.

De acuerdo con cifras dadas a conocer por Daimler Trucks, de la producción total en México, el 90% se destina a la exportación y sólo 10% se queda en el país para su comercialización en el mercado interno.

Con respecto a la producción total de los camiones y de tractocamiones que se fabrican en el país, Daimler Trucks tiene una participación de 48%, en tanto que la empresa es responsable de 58% de las unidades destinadas a la exportación.

Estrategias. Frente a estos datos la empresa fabricante de camiones se ha propuesto alcanzar el liderazgo del mercado nacional, para lo cual ha diseñado una estrategia que consiste en cuatro líneas. La primera de ellas es tener un portafolio de productos alineado a las exigencias de cada segmento de cliente y al crecimiento de mercado previsto en México, ofreciendo el menor costo de operación.

La segunda línea es el fortalecimiento de una red de distribuidores que brinde servicios enfocados en cubrir las necesidades de sus clientes.

La tercera línea es ofrecer esquemas de financiamiento accesibles y servicio postventa de la más alta calidad.

La última línea de acción de la empresa, explicó Stefan Kürschner son “los colaboradores, quienes forman parte fundamental del éxito de la compañía, por lo que es primordial para Daimler Trucks potenciar el desarrollo profesional de forma individual y promover su liderazgo”.

Nueva infraestructura. Sobre la posibilidad de ampliar su línea de producción o construir una nueva planta en el país, el directivo de la empresa explicó “que las fábricas en México son totalmente flexibles y pueden responder fácilmente a un aumento en la demanda de producción”, por lo que descartó que se construya una nueva fábrica.

La planta de Saltillo, Coahuila, fue construida en 2009, con una inversión inicial de US$300 millones, la cual ha producido más de 100 mil tractocamiones Cascadia desde su apertura hasta la fecha.

En tanto que en la planta de Santiago Tianguistenco, en el Estado de México, se invirtieron US$45 millones durante el tercer trimestre del año pasado, destinados a la optimización de procesos. En ella se han producido aproximadamente 300 mil modelos Freightliner hasta el momento.

Cabe destacar que con sus divisiones Mercedes-Benz Cars, Daimler Trucks, Mercedes-Benz Vans y Autobuses y Daimler Financial Services, el Grupo Daimler es uno de los más grandes productores de autos de lujo y el mayor productor de vehículos comerciales en el mundo.

4121