El mandatario ecuatoriano Rafael Correa, difundió este sábado a través de su cuenta de Twitter un video en español e inglés contra la petrolera estadounidense Chevron, condenada por la justicia local por daños ambientales causados en la Amazonía.

"No fue accidente, fue pura avaricia. Chevron: el mundo sabe el daño que causaste", dijo Correa en su habitual informe sabatino de labores en el que compartió el video con sus seguidores en Twitter.

"Tengo 1.800.000 seguidores en Twitter, ojalá que cada uno lo retuitee decenas de veces y se genere decenas de millones de estos twitter para que el mundo sepa la verdad de esta empresa corrupta y corruptora", enfatizó el mandatario.

El video contiene un acróstico con las iniciales de Chevron: contaminación, horror, ecocidio, voracidad, ruin, ofensa y negligencia y dura unos 30 segundos, y se reclama "justicia para Ecuador" y es parte de una campaña internacional que lleva adelante el gobierno de Correa, para revelar al mundo la contaminación provocada por la multinacional.

Los daños fueron ocasionados entre 1964 y 1992 por parte de la firma Texaco (adquirida por Chevron en 2001), que operó más de 350 pozos de petróleo.

Producto de la actividad vertió aproximadamente 80 millones de toneladas de residuos tóxicos en la selva amazónica, según los demandantes, unos 30.000 indígenas y colonos de la Amazonía.

Por los daños causados, Chevron fue condenada a pagar una indemnización de US$9.500 millones en un fallo de última instancia emitido en noviembre pasado, por la Corte Nacional de Justicia.

La petrolera se niega a cumplir la condena con el argumento de que es el resultado de un proceso legal viciado de irregularidades.

El mandatario ecuatoriano agregó que la contaminación atribuida a Chevron fue "deliberada, fue pura codicia".

Según dijo, "había tecnología moderna pero (Chveron) no la utilizó en Ecuador porque amazónicos no más eran (los afectados)", ironizó.

"No pasarán compañeros, la verdad brillará. Somos más compañeros, ellos podrán tener miles de millones de dólares, pero nosotros tenemos miles de voluntades. ¡Venceremos!", apuntó.

Correa recalcó que su gobierno seguirá "defendiendo" a su país en la batalla legal que mantiene con la petrolera, que niega ser responsable de la contaminación.

Chevron sostiene que cumplió con la reparación que le correspondía y responsabiliza del daño ambiental a la empresa estatal ecuatoriana Petroecuador, con la que su filial Texaco operó en consorcio.