Londres. El presiente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, reclamó este jueves en Londres, ante un foro de inversores y expertos internacionales, cambios en el sector energético español que permitan aumentar su estabilidad.

El presidente de la quinta eléctrica mundial presentó en la City de la capital británica, juntó al economista José Manuel Campa, el informe del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) "España, país de oportunidades", que augura un cambio de tendencia en la economía española en el último tramo de 2013.

Sánchez Galán sostuvo que la revisión del sistema financiero y del mercado laboral en España ha acelerado el cambio en un modelo productivo excesivamente basado en la construcción, si bien consideró asimismo que la regulación del sector eléctrico debe ser revisada.

"Desde hace mucho tiempo, la previsión de cómo se va a comportar la demanda en el sector es errónea. Además, ha faltado un plan claro y un mayor control", señaló el primer ejecutivo de la eléctrica, que resaltó que el "populismo con la tarifa" es otro de los problemas que han arrastrado las eléctricas en España durante años.

"Si algo es más caro, alguien tiene que pagar por ello. Ese aumento tiene que pasar al consumidor, igual que ocurre en el Reino Unido y en Alemania", señaló el responsable de Iberdrola durante la presentación del informe del CEC, que agrupa a 16 grandes empresas españolas.

Ante un foro de más de un centenar de inversores, expertos y periodistas, Galán subrayó que se han dado algunos pasos en los últimos tiempos para garantizar la estabilidad en el sector.

"Se han tomado decisiones, ya no se planean nuevos grandes proyectos", afirmó el ejecutivo, para quien es una decisión adecuada la de que los consumidores compartan el aumento de los costes de la electricidad.

"Es la nación, a través de los presupuestos generales la que tiene que pagar por los errores que se cometieron. Son los consumidores, al final, a través de esos presupuestos, quienes debe costearlo", apuntó Sánchez Galán.