El ministro de Energía de Venezuela y titular de Pdvsa, Rafael Ramírez Carreño, dijo que la española Repsol "actúa como si aún fuera una potencia imperial" y aseguró que la asociación estratégica de Pdvsa con YPF fue posible porque ahora ambas empresas obedecen al interés público y no al de las transnacionales.

Ramírez Carreño estuvo la semana pasada en Buenos Aires para trabajar en la implementación del acuerdo entre Pdvsa e YPF que Chávez y Cristina Fernández de Kirchner sellaron el martes.

En una entrevista que publica este domingo Página 12, el ministro venezolano dice que "es el mejor momento (para esta asociación), porque ahora YPF es una empresa bajo control del Estado argentino y se abre la posibilidad de profundizar el desarrollo de proyectos que obedecen a una estrategia de los dos países y no de las transnacionales".

"Argentina es un país con producción agrícola e industrial que consume mucha energía y se observa que esa demanda va a seguir creciendo.

Por eso ya estamos trabajando en conjunto para hacer un plan que responda a los intereses del pueblo argentino", señaló.

Acerca de la amenaza de Repsol de iniciar acciones legales sobre las petroleras que se asocien a YPF, dijo: "Vemos con cuidado esas declaraciones de Repsol y la única explicación que le podemos dar es que son resabios del colonialismo".

"Los españoles actúan todavía como si fueran una gran potencia imperial; cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la nacionalización de YPF reaccionaron de una manera prepotente y destemplada, incluso propusieron un boicot a los productos argentinos", dijo.

En este contexto, dijo que "Pdvsa es la cuarta petrolera más grande del mundo, con una base de reservas extraordinaria, una producción de tres millones de barriles diarios y un plan de negocios de US$234 mil millones hasta 2018. Tenemos la fuerza, la convicción y el compromiso para apoyar a YPF".

"Nosotros estamos con Argentina, con YPF, y Repsol debería pensarlo muy bien antes de pretender agredir a YPF", remarcó.

Por último, sostuvo que el ingreso de Venezuela al Mercosur "ofrece facilidades arancelarias y una mayor protección para el desarrollo de nuestras economías".

"Ayer (por el jueves) tuvimos una reunión con industriales argentinos que producen insumos para la industria petrolera que hoy le compramos a Estados Unidos y a Europa. Ahora con nuestro ingreso al Mercosur para ellos es mucho más fácil ir a Venezuela, hacer empresas mixtas y proveernos de insumos", concluyó.