El presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Luis Marchese, proyectó que las inversiones mineras alcanzarán los US$5.000 millones al cierre del presente año, marcando una nueva dinámica en este sector.

En declaraciones  al Diario Oficial El Peruano, Marchese detalló que en el primer semestre de este año la inversión minera total avanzó 1.5%, a pesar de que no hubo ningún proyecto de gran magnitud en construcción.

-¿A cuánto llegaría la inversión minera en este año?

-En este año nuevamente está empezando la carrera por la inversión, al cierre del 2017 podremos estar en el orden de US$4.500 a US$5.000 millones seguramente (en el 2016 llegó a US$4.251 millones), porque ya se puede observar en los indicadores que hay más apetito por invertir.

En el primer semestre, a pesar de que no hay ningún proyecto grande en construcción, crecimos 1.5% en inversión minera total, y lo otro importante es que se incrementó en 28% la inversión en exploraciones, lo cual es la primera etapa para llegar a una operación minera.

-Lo cual permitiría desarrollar nuevos proyectos, porque hay una cartera que se mantiene hace años alrededor de US$50.000 millones…

-Tenemos una gran cartera de proyectos, pero cuando empieza a reactivarse la exploración lo que se hace es explorar dentro o cerca de los yacimientos que ya existen, con el objetivo de conseguir un mejor resultado económico si encontramos algo, lo cual es prometedor.

-¿Con toda esa perspectiva, cuánto mejoraría la inversión minera para el próximo año y en cuánto tiempo podría duplicarse?

-La inversión minera toma años, pero en el 2018 seguramente subirá si es que seguimos este ritmo con la exploración y el desarrollo de proyectos que están en camino. Para duplicarla ya estamos hablando de unos años más de poder mantener el paso.

-Tomando en cuenta los proyectos que se pronostica entrarán en operación como Quellaveco, Corani y otros

-Así es, pero recuerda que en el año 2012 teníamos como 10,000 millones de dólares en inversión, algo así como tener dos Quellaveco (Moquegua) al año y no tenemos tal cartera de proyectos avanzados como para poder llegar a esos niveles de inversión en el corto plazo. Lo que debemos apuntar es que en los próximos 10 años si tengamos una cartera de inversiones desarrollada para lograr ese objetivo.

-Uno de los objetivos del Gobierno es captar el 8% de la inversión global que se destina en exploración minera ¿eso es factible?

-Bueno, si, pero eso es pura competitividad. Nosotros tenemos la geología que debiera ser atractivo para los exploradores, y si queremos comer un pedazo mayor de la torta depende de que Perú sea más atractivo que otros lugares que tienen potencial geológico, y eso pasa por condiciones de trámites, régimen tributario y entorno social, porque en general tenemos una estabilidad macroeconómica que favorece, pero hay que trabajar lo demás.

-No obstante, Perú es y seguirá siendo atractivo para la inversión…

-Lo que pasa es que el tema de los trámites no es menor, si uno quiere realizar una labor exploratoria, que es mínimamente invasiva, llega a un lugar con un entorno geológico favorable, conversa con las comunidades hasta alcanzar un acuerdo y podría explorar rápidamente.

Pero lo que está pasando ahora es que pueden pasar dos años hasta llegar a ese punto, porque hay una serie de trámites en muchos organismos públicos que están demorando este tema y eso lo sabe el Gobierno, que ya está tomando acciones y esperamos que se haga pronto para reactivar aún más las inversiones.

-¿El mecanismo de Adelanto Social también ayudará en ese sentido?

-Si debe ayudar, porque el Adelanto Social es un mecanismo de manejo de expectativas de la población. Durante el ciclo de los proyectos una empresa minera va invirtiendo mucho en el lugar, pero justamente porque se invierte mucho sin tener un retorno es difícil invertir en las expectativas de la población.

Entonces lo que hará el Gobierno es acompañar ese proceso de crecimiento de expectativas e incrementar el bienestar de la población para que cuando salga el proyecto ya haya una población que está acomodada y sea socia del desarrollo minero, por eso me parece una muy buena idea.

Minería

-¿Cuánto podría llegar la producción nacional de cobre para el cierre de este año y el próximo?

-Podríamos estar en alrededor de 2 millones 700,000 toneladas y lo que se puede hacer en el corto plazo es buscar nuevas expansiones. Hemos visto lo que ha pasado con el zinc, que subió de precio y en un año hemos crecido 12% en la producción.

Ahora, donde hay mucho potencial de cobre es el norte del país, donde tenemos más de cinco yacimientos grandes de cobre que están básicamente parados, algunos en exploración, pero esos hay que ponerlos en valor y buscar la manera de desarrollarlos para lo cual debemos ponernos de acuerdo.

-¿Habría más posibilidades para que el proyecto Quellaveco pueda reactivarse?

-Quellaveco no es diferente a los otros proyectos, en la medida en que hay mejores precios de los metales, las compañías como Anglo American y cualquier otra, pueden tener mayor disponibilidad de fondos para invertir, además sus accionistas pueden ver con mejores ojos la inversión en un proyecto como Quellaveco.

Eso es lo que está pasando y como ejecutivo de Anglo American esperamos que podamos llevarlo al directorio de la empresa a mediados del próximo año.