Willian Posada, presidente de Venezolana de Aviación, confía en la reactivación de la empresa, que suspendió temporalmente operaciones el pasado jueves.

El ejecutivo espera llamar la atención del presidente de la República, Nicolás Maduro, y que se logre una comunicación con las autoridades del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac) y del ministerio de Transporte Acuático y Aéreo que les permita exponer la difícil situación en la que se encuentra la aerolínea.

Desde hace dos años, la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) no liquida divisas a la empresa. La gota que derramó el vaso fue la suspensión de cobertura de la póliza de seguros de las aeronaves, después de 10 meses que la empresa reaseguradora con sede en Londres.

Ello impide que tres de las nueve aeronaves que tiene disponibles la empresa puedan volar.

Posada también aseguró que Venezolana ha erogado 20 millones de bolívares (US$3,1 millones) para proteger a 40.000 pasajeros desde el pasado 1 de enero. El dinero se ha destinado a reubicar a viajeros en otras aerolíneas, alojamiento y comida.

Al reiniciar operaciones, lo que Posada espera ocurra esta semana, la aerolínea retomaría los itinerarios de Panamá - Maracaibo y Santo Domingo - Maiquetía, que son las que más pasajeros acumulan.

Posteriormente, se retomarIan los destinos de Puerto Ordaz, MaturIn, Cumaná y Porlamar.

La empresa, que cuenta con una plantilla de 1.072 empleados, moviliza 80 viajeros al mes.

Posada pidió disculpas a los viajeros y dijo que la situación escapaba a las posibilidades de la compañía.

Señaló que para proteger a pasajeros se han apoyado en aerolíneas estatales y privadas.