La Paz. El nuevo modelo de contratos petroleros no modificará los ingresos que obtiene el Estado (50%) en las operaciones que produzcan gas o petróleo en territorio nacional. Cuatro nuevos contratos ya fueron aprobados en el Legislativo y otros se negocian con YPFB. Así lo informó en declaraciones a medios estatales el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas.

El nuevo modelo de contrato petrolero de prestación de servicios establece que, “una vez que se obtenga la producción (hidrocarburífera), el Estado se beneficia inmediatamente con el 18% de regalías y participaciones y el 32% de Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH)”; modelo que se aplica, “sin cuestionamiento, tanto en los contratos que están vigentes como en los nuevos”, explicó.

Los contratos establecen también que la inversión en exploración “corre por cuenta y riesgo” de la empresa privada. Si los resultados son negativos, sólo el operador asume todas las pérdidas. En cambio, si el resultado es positivo, la petrolera estatal devolverá —a través de la conformación de una Sociedad Anónima Mixta (SAM)— el 100% de la inversión realizada en la etapa de exploración en un plazo de cinco a 10 años.

Villegas recordó que el nuevo contrato es “atractivo” para las empresas extranjeras, pues ya se aprobaron el miércoles los primeros cuatro en el Legislativo.

Los cuatro nuevos convenios establecen que la petrolera Gas To Liquid International (GTLI) podrá explorar y explotar las áreas reservadas en favor de YPFB: Itacaray (Chuquisaca), Río Beni (entre La Paz, Beni y Pando), Cupecito y Almendro (Santa Cruz).

Los contratos con la empresa Eastern “entrarán (a la Asamblea) a continuación y estamos terminando una negociación importante con la empresa Gazprom de Rusia”, anunció Villegas. Además, dijo, YPFB negocia con Pluspetrol y otras empresas.