El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Boliviano (YPFB), Carlos Villegas, aseguró que es un caso aislado el hecho de corrupción descubierto en la estatal petrolera y reiteró que se contratará consultores internacionales para las auditorías técnico-financieras a los procedimientos de licitación para las plantas Gran Chaco y Río Grande.

El ex gerente nacional de plantas de separación de líquidos de YPFB, Gerson Rojas,  y el ex funcionario de la comisión calificadora de la compañía, Javier Ugarte, fueron  vinculados a hechos de corrupción dentro del proceso de licitación para la construcción de las plantas separadoras de líquidos en Tarija y Santa Cruz.

“La corrupción es un hecho aislado, no podemos generalizar, no todos los funcionarios están implicados”, aseguró el presidente de la estatal petrolera a la red Erbol.

Añadió que la empresa respalda todos los procedimientos administrativos necesarios tendientes a esclarecer el caso de corrupción e identificar a todos los responsables.