El presidente del BBVA, Francisco González, afirmó que España debe seguir acometiendo
reformas que corrijan sus profundas debilidades estructurales.

Puntualizó que “si perseveramos, en 2013 comenzaremos a ver los frutos y el inicio de un
período de crecimiento sostenido”.

Respecto a la situación de la empresa en medio de la crisis mundial, aseguró que el grupo ha enfrentado positivamente la situación.

“A pesar de que la crisis está siendo larga y muy dolorosa, en los años que llevo como presidente del Grupo, nunca he visto a BBVA tan fuerte y con tanto futuro como hoy”.

Agregó “estamos convencidos de que la combinación de principios, de personas y de tecnología, con una base de clientes diversificada, sitúa a BBVA en una posición imbatible”.

Incluso indicó que “mantenemos una posición de capital muy sólida. Superaremos las recomendaciones de EBA, incluso tras la compra de Unnim”.

Al revisar los principales hitos que marcaron el año pasado para la empresa, Francisco González destacó que en 2011 BBVA completó la inversión en Turquía y continúa trabajando muy estrechamente con Garanti Bank.

Asimismo, concluyó la adquisición de Crédit Uruguay, lo que ha llevado al Grupo a convertirse en el segundo banco de Uruguay.

“Además, aumentamos nuestra participación en Forum hasta el 75,5%, reforzando nuestra posición en la primera financiera de automóviles de Chile. Y hace pocos días, BBVA ha sido ganador en la subasta para adjudicación de Unnim. Cuando esta operación se complete, doblaremos nuestra presencia en Cataluña”, añadió.

BBVA mantiene una retribución total por dividendo de 0,42 euros por acción.

El consejero delegado de la entidad, Ángel Cano, dijo que ésta “ha vuelto a diferenciarse de sus
competidores cerrando un excelente ejercicio 2011 y ha demostrado su capacidad de generar beneficios recurrentes en cualquier escenario y sigue mostrando una gran fortaleza en términos de capital y liquidez, con un comportamiento diferencial en los riesgos”