Tegucigalpa. El retorno de Honduras a Petrocaribe está a la vuelta. El analista de la Comisión Administradora de Petróleo (CAP), Wilberto Pinot, indicó este jueves que la vigencia del convenio será "en febrero posiblemente, Honduras este incluida en Petrocribe".

Además, detalló que la vigencia se definirá en los próximos días durante una reunión programada para la segunda quincena de enero.

Las negociaciones, que iniciaron oficialmente el 5 de diciembre de 2011, establecen que las condiciones de este nuevo ingreso a la iniciativa petrolera serán las mismas que las de hace cuatro años, en términos financieros.

Honduras ingresó a esta iniciativa el 15 de enero de 2008 y fue suspendida el 29 de junio de 2009 de este pacto energético por determinación directa del presidente venezolano Hugo Chávez, luego de la salida del poder del presidente Manuel Zelaya.

Según este acuerdo firmado, si la factura petrolera fuera mayor a US$50 por barril, Honduras tendría 25 años de plazo, financiado al 1% de intereses.

Los fondos adeudados son manejados mediante un fideicomiso y en esta ocasión Venezuela quiere que dicho monto no sea administrado por el Banco Central de Honduras (BCH) sino por un banco venezolano, reveló Pinot.

Honduras insiste en que sea el BCH el que controle el fideicomiso.

Endeudamiento sin brújula. La empresa privada mantiene su posición de rechazo ante este retorno. Para el presidente de Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Santiago Ruiz, Honduras perderá la dignidad recuperada si retorna a Petrocaribe.

"Yo miro con mucho escepticismo el volver a entrar a Petrocaribe. Se habla de invertir los fondos en infraestructura, en agro, pero no vemos proyectos concretos", afirmó el presidente de Cohep, para agregar que "en este país habíamos recuperado la dignidad, muchos de los problemas que el país tiene fueron por la aventura anterior de Petrocaribe, que derivó en compromisos políticos".

Ruiz refirió que el acercamiento del ex presidente Manuel Zelaya con el gobernante Hugo Chávez habría provocado que "Mel" diera un giro a la izquierda y tomara decisiones que fueron cuestionadas por el sector empresarial.

Después de los acontecimientos de 2009, "aparecer ante quien más daño nos hizo de rodillas, con la mano extendida para que nos dé una dádiva, no lo veo conveniente".

Exigen transparencia. Para el presidente del Partido Nacional, Ricardo Álvarez, uno de los grandes retos tras esta determinación del gobierno es la transparencia en el manejo de fondos.

El presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Adolfo Facussé, coincide con Álvarez y refirió que "la única preocupación que tenemos es con el fideicomiso, ese dinero va a ser miles de millones y se debe invertir. Esos fondos se tienen que invertir en la tierra, para que produzca el agro, en las hidroeléctricas, es decir, en lo que aumente en la producción y la productividad del país".

En esa misma línea se pronunció el ex presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Federico Álvarez, quien señaló que el gobierno es el llamado a tener "cuidado" con la ejecución del financiamiento de Petrocaribe.