Montevideo. El presidente interino Federico Franco reclamó este martes una "nueva independencia sin bolivarianos" que incluya al sector energético, pilar de sus exportaciones, al conmemorar el 202 aniversario de la Independencia de Paraguay.

Franco, quien deja el poder el próximo 15 de agosto al conservador del hoy opositor Partido Colorado Horacio Cartes, abogó por una nueva independencia "sin bolivarianos, una independencia energética, una independencia del tráfico de drogas, la de los productores", según informaciones procedentes de Asunción, la capital paraguaya.

Durante su discurso en el Panteón de los Héroes en Asunción, Franco sostuvo que Paraguay requiere una "independencia energética" porque "no necesita seguir cediendo su energía para desarrollar ciudades y capitales vecinas".

Paraguay es un gran productor de energía a través de las hidroeléctricas binacionales con Brasil (Itaipú) y Argentina (Yacyretá), países a los vende la mayoría de su producción excedentaria a un costo inferior al valor internacional del producto.

"Paraguay reclama y urge, en nombre de los próceres, traer esa energía para industrializar al Paraguay, para crear mercados de trabajo y para que nunca más ningún compatriota tenga que ir al extranjero en busca de trabajo", sostuvo Franco.

En su discurso, difundido por la prensa local, Franco sostuvo que la verdadera independencia se logrará cuando su país se siente como socio en igualdad de condiciones a conversar con Brasil y Argentina para aclarar una supuesta deuda por las hidroeléctricas Itaipú y Yacyretá.

"Sostenemos que Paraguay ha saldado hace tiempo la deuda de Itaipú y Yacyretá", dijo el mandatario interino, que al asumir no fue reconocido por los hasta entonces socios de su país en el Mercado Común del Sur (Mercosur), Argentina, Brasil, Venezuela y Bolivia (en proceso) y quienes decidieron suspender a Asunción del grupo.

También la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) suspendió a Paraguay por considerar que la destitución de Fernando Lugo como presidente y la toma del poder de Franco fue ilegal, y al igual que el Mercosur condicionó su reincorporación a la elección de un gobierno democrático, que asumirá el próximo 15 de agosto con Cartes.

Franco, quien asumió el interinato el 22 de junio pasado tras la destitución de Lugo como presidente mediante juicio político, dijo que en la Indepencia del 14 de mayo de 1811 Paraguay no necesitó ayuda de libertadores americanos.

"Aquí no estuvieron (Simón) Bolívar, (José) de San Martín, (Antonio José) de Sucre o (Bernardo) O'Higgins. No estuvo ningún libertador de América, la independencia de Paraguay la hicieron los paraguayos que hablaban guaraní, que se comunicaban en guaraní que querían la independencia", expuso el presidente interino.